El Maratón de Miami fue el primer desafío de 2016 para muchos GoodWill Runners. El domingo 24 de enero la ciudad norteamericana recibió a varios atletas del grupo para enfrentar los 42195 metros.

Jenny Andrea Castellanos vivió su bautismo de fuego y se trajo la clasificación para Boston 2017.

“Empecé a correr hace aproximadamente año y medio porque quería participar en la Carrera de la Mujer del 2014. Fue como un reto personal y la verdad, ese año Isabel Cristina Estrada fue la imagen de la carrera, yo la seguía en Instagram y sabía que era una mujer con muchas ocupaciones pero que también tenía tiempo para correr, además de que sus marcas personales eran buenas y yo quise probar como me iba a mí con esto del Running. Sólo corría los domingos en el Simón Bolívar, a mi paso y hasta donde me empezara a sentir cansada, eso podía ser en el Km 3 o 10”, confiesa Jenny, que comenzó con adidas Energy Team en julio del año pasado dirigida por los profes Georgen Leon y Tatiana Parra.

A Castellanos, a principios de Septiembre de 2015, se le ocurrió que una de sus primeras metas para este año sería graduarse como Maratonista pero no sabía en donde lo iba a hacer. “En Octubre vi algunas fotos de personas que ya se estaban empezando a preparar para Miami, entonces saque una cita para hablar con Will y saber si podía estar preparada para esta carrera y él me dijo sí, que aún  estaba a tiempo”, comenta la ingeniera de telecomunicaciones.

IMG_1764“La preparación duró doce semanas. Entrenaba en la noche después de salir del trabajo o algunas veces en las mañanas, antes de Ingresar. Todo dependía del turno que tuviera. Realmente fue un poco difícil para mi familia porque yo no podía compartir mucho tiempo con ellos, a veces salía muy temprano a trabajar y regresaba muy tarde a la casa y los Fines Semana podía tomarme medio día el entrenamiento y llegaba agotada a descansar, pero siempre recibí su apoyo”, relata Jenny, que tiene una 48 horas de carga laboral en la semana. Empezamos con trabajo de fortalecimiento, luego vino el trabajo en ascensos, el fartlek, el trabajo por miles y los fondos. A medida que nos íbamos acercando a la meta subían los tiempos del trabajo o la distancia y cuando alcanzamos el pico máximo la carga empezó a bajar”, agrega la runner de 23 años que tuvo que hacer foco en mejorar mi técnica con la pisada y el braceo. “Aunque me gusta el Fartlek, disfrute mucho el segundo fondo de 33K que tuvimos, estábamos muy cerca del objetivo y me sentí fuerte! Sufrí mucho en el trabajo de los 27 Miles! Esa semana habíamos tenido mucha carga y me costaba caminar, así que hacer los miles no fue una tarea fácil”.

Cuando Castellanos planeó la carrera no pensaba en Boston, pero luego de empezar los entrenamientos paso la idea por su mente y finalmente se lo planteó a Will Vargas.”Finalizando uno de los entrenos por miles él me dijo “Allá va tú Boston, ¿qué piensas hacer? ¿Ir tras de ellos o dejar que se vayan?” Eso realmente para mí fue una motivación de su parte”, rememora la fondista que para eso necesitaba bajar las 3:35:00.

“Equipo. Vamos todos en camino! Si el tiempo y la grandilocuencia no dan chance hoy, no se vayan a la línea de salida sin estar convencidos de que se merecen lo mejor el día de hoy, de que han hecho lo necesario para lograr lo que se han propuesto y de que a terminar esta jornada serán no sólo mejores deportistas sino mejores personas!”  Las palabras del Coach en la previa le dieron la convicción de que esa iba a ser su carrera, que todo el esfuerzo se iba a ver recompensado en los resultados.

“Salí en el mismo corral que Anita y Taty y antes de empezar la carrera Anita nos dijo “niñas, les voy a decir algo que sonara rabón pero tenemos que hacerlo; si alguna se quedó, se quedó”, en ese momento pensé “yo no me voy a quedar, yo no vine para rendirme” y sabía que ella no lo decía por nada que porque las tres íbamos por ese anhelado sueño de Boston. El plan era llegar en 3horas 30 minutos, es decir a un paso de 5 minutos por km, pero la idea era en la primera mitad ganar algunos segundos por km para tener un tiempo de reserva y en la otra mitad buscar el tiempo máximo por km. Esta IMG_1760fue la recomendación que nos dio Will en la charla técnica”, describe Jenny. “Aunque tenía gripa, había mucho frio y viento gocé toda la carrera. No sentí dolores, disfrutaba mucho la motivación de las personas gritando COLOMBIA estaba feliz de correr junto a Anita y Tatiana. En el K32 apareció Will y eso me dio aún más felicidad, él de una manera extraña me inyectó motivación y eso en los km finales fue muy, muy gratificante”. Con 3:29:28 cumplió su meta de clasificar a Boston un minuto por debajo de lo pensado.

Jenny se llevó muchas lecciones a lo largo de la preparación de su primera maratón junto a los GWR. “No sabía que el tema de la alimentación era tan importante durante y después de entrenar o en la misma carrera, no sabía la importancia del fortalecimiento, mi técnica era muy mala, no sabía las ventajas del masaje pre competencia. La charla técnica fue esencial para manejar un tiempo la primera mitad de la carrera y otro tiempo la segunda parte. De verdad fui muy afortunada de poder podido entrenar de la mano de Will porque es una persona con mucha experiencia y conocimiento, nos dio tantas recomendaciones para el día de la competencia que terminé muy preparada física y mentalmente”, confiesa la runner que posee 1:49:40 como mejor tiempo en 21K.

A las personas que tienen ganas de experimentar competir y aun no se animan a tener un entrenamiento guiado y organizado Jenny les recomienda que se animen a hacerlo. “Todo parte de la determinación para empezar y de la disciplina para alcanzar las metas que es lo que hace que una persona mejore como atleta. Si buscan a un entrenador, que no sea cualquier persona sino que se pongan en manos de gente con experiencia, un coach que te exija de acuerdo a nivel de la competencia, que se note que el plan de trabajo no salió de la manga, sino que está diseñado para una meta específica y para nivel de cada persona”.

Sé como nuestros Monstruos y Princesas. Acércate, contáctate con nosotros y conviértete en un GWR.