La triatleta Sandra Catalina Hernández, actual Campeona Nacional en Relevos y X-Terra, en los 15K Allianz debutó en la distancia. A sus 33 años, la entrenadora de GWR se dio el gusto de colarse entre las mejores damas de la competencia que hizo vibrar las calles de Bogotá el domingo 22 de mayo.

 

“Siempre vi que Allianz 15K era una carrera muy organizada y veía q mis pupilos asistían muy animados y como equipo todos se volcaban a participar.  Por eso decidí que era un buen evento para volver a las carreras de calle y compartir con mi equipo.

sandra largadaSiempre me ha gustado entrenar y compartir con mis pupilos y el grupo de GWR ya que no solo son grandes deportistas si no también grandes personas que hacen que los entrenos compartidos sean muy divertidos. Desde hace un mes largo he estado acompañándolos a algunos entrenos, ya no como entrenadora si no como compañera.
En este período del año estamos terminando la preparación general así q llegué sólo con entrenos de fondo y la intensidad de las carreras en las que había competido hasta el momento y le sumé dos de los Splits  que organizó Allianz las semanas previas al evento. Como triatleta, para esta carrera, incorporé la distancia a mis entrenamientos, si lograba correr bien un 15K seguro estaría mejorando los 10K, la distancia en la que compito en mis carreras de Triathlon. 

Venía algo cansada de una valida de la copa Colombia de Triathlon que había corrido ocho días antes y de la que no lograba recuperarme completamente. Estaba nerviosa, dudaba que tan rápido pudiera correr y si podría cumplir el objetivo y estar entre la hora y los 63 minutos  que me había propuesto. Los días de carrera no me entra muy bien la comida así que esas mañanas mi dieta es líquida, que me es más fácil de asimilar. Escogí el outfit adecuado y  los mejores tenis para la ocasión. Esta vez me incliné por los adidas Energy Boost, ya que venía con una fascitis y con estos tenis siento que corro en las nubes.

 

sandra runLa verdad es que el domingo los nervios se me pasaron cuando llegué a la zona de largada y vi tantas caras conocidas, tantas sonrisas y tanto cariño de los GWR (si pudiera llevarme al equipo entero a cada carrera sería muy feliz). En el punto de encuentro todo es muy rápido. Toca cambiarse, posar para la foto y rodearme de la buena energía del equipo. Insisto en esto último porque normalmente viajó a competir sola y los nervios y ansiedad no son fáciles de manejar pero al estar rodeada de mi grupo eso pasa a un segundo plano, se me olvida totalmente y me entretengo compartiendo con mis pupilos. Sin darme cuenta llegamos al corral y pensé bueno ya no hay vuelta atrás así que a correr y enseguida empezó la cuenta regresiva: 5,4,3,2,1.

Simplemente trato de correr lo mejor que puedo para mis Carreras de Tri. Vi a varias de las chicas que corren bien y, sin ganar, siempre están adelante en este tipo de carreras y distancias. Salí con una de ellas y pensé que era una buena rueda pero al K3 me sentí fuerte, apreté y ya no la escuche más. De ahí en adelante mi mayor rival eran mis piernas que querían bajar el ritmo y mi cabeza peleando por mantenerlo.

Acá debo ser sincera y como dijo mi entrenador el plan de carrera era simplemente correr lo más rápido posible. No había plan B, simplemente mantener el ritmo de 4 minutos por km, tomarme el gel en el K5 y no bajar el paso así mis piernas me lo pidieran. 

Quería ver q pasaba con mi cuerpo y mi cabeza al pasar del  K10. Sentía q esos últimos 5K eran los q realmente importaban y me iban a hacer más fuerte. Y bueno al llevar tanto tiempo por fuera de las carreras de calle quería ver qué tanto había mejorado o no en estas pruebas.
Me llamó la atención el nivel de la organización, el de los ganadores y la masiva participación para una carrera de tantos kilómetros. Me pareció una carrera hermosa, con un recorrido muy lindo por las calles de mi Bogotá. ¿Qué más puedo pedir?

Los metros finales fueron durísimos. No daba más, no tenía ni para el remate, la respiración la llevaba a mil y el dolor de piernas era terrible pero siempre llevo en mi cabeza a mi entrenador, mi mamá que me acompaña desde el cielo y a mi abuela que se queda en casa rezando por mí. Son ellos los que me dan fuerza en el alma para terminar lo más fuerte posible. Finalmente crucé la meta en 1:01:50. Pasé los primeros 5k en 20 min los 10k en 41 y los últimos 5k en 19. Feliz para ser la primera vez en esta distancia.

sandra gatoMe encantan las carreras de calle. Es muy emocionante compartir y competir con tantas personas. Obviamente sigo con mi objetivo y disciplina principal que es el Triathlon, pero creo q este tipo de carreras me ayudan a mejorar mi nivel para los últimos 5k o 10k de mis carreras que finalmente es en donde se gana o pierde un Triathlon y es en donde se busca ser más fuerte para poder definir carreras, así q seguro volveré a las carreras de calle.

 

 

No puedo relajarme porque en un mes compito en Ecuador, una Copa Panamericana, para luego continuar con algunas validas de la Copa Colombia, otras fechas de Copas Panamericanas en Suramérica. En septiembre será mi objetivo principal de este año, que es la Copa Mundo de Salinas, para terminar el año con un nuevo reto y una nueva distancia el 70.3 de Cartagena con los GoodWill Runners, siendo parte del equipo Gatorade”.

 

¿Te gustó su historia? ¿Te sentiste identificado? Comparte un comentario con nosotros sobre Allianz 15K.