Realizar el fortalecimiento inmediatamente después de correr, o de una sesión rápida, te ayuda a entrenar tus músculos y tu mente con el fin de lograr un cambio de ritmo extra y poder, incluso cuando estés cansado, rematar al final de tus competiciones.

 

CAJA DE SALTOS
Ideal para fortalecer los glúteos e isquiotibiales. Este ejercicio puntual no te llevará más que un par de minutos y te dará más potencia a la hora de acelerar en los metros finales.

Al terminar tu trote detén el reloj, hidrátate, si es necesario abrígate y prepárate para tu trabajo integral con foco en el tren inferior.

.

salto

.¿CÓMO HACERLO? Colócate detrás de la caja de ejercicios (puede ser un cajón, un step con distintas escalones o el banco de un parque) con los pies a la altura de los hombros y los brazos en posición para equilibrar. Dobla tus rodillas, extiende tus brazos detrás de ti y sube de un salto a la plataforma, aterriza con tus rodillas ligeramente flexionadas. Regresa a la posición inicial y repite de seis a ocho veces.

 

¿Realizas fortalecimiento como parte de tu rutina? ¿Probaste este ejercicio? Coméntanos que te pareció.