El Maratón de Boston cumple 120 ediciones y allí estarán presentes los GoodWill Runners para hacer historia. 10 semanas separan a 10 maratonistas del equipo del disparo de largada el lunes 18 de abril.

La idea es conocer la historia de cada uno de estos GWrunners que clasificaron al 42K más legendario del mundo y se están preparando para colgarse la medalla del segundo major marathon de 2016.

Carlos Andrés Illera Mattos es uno de los veteranos de Boylston ya que participó en 2015 y consiguió nuevamente su clasificación para estar presente este año.

 

_MPS6518“En 2013 corrí mi primer 42K en el Maratón de las Flores en Medellín con un tiempo de 03:56.  Hasta ahí no entendía que era correr 42k y menos hacerlo con un tiempo objetivo. Entrenaba con Will Vargas desde unos meses atrás, y al regreso de ese viaje oí una conversación respecto a quienes se habían clasificado a Boston para el siguiente año. En ese momento le dije a Will “Yo puedo ir a Boston?”, a lo que él respondió “Si trabajamos juntos, lo llevo. Decirle que no, sería dudar de sus capacidades como atleta y de las mías como entrenador”.  Desde ese mismo momento todo cambió, empezamos con charlas sobre correr, analizar la técnica, revisar mi alimentación, hábitos entre muchas otras cosas. Y de la mano de mi Coach, me dediqué a hacer caso, a seguir sus instrucciones al pie de la letra. Completé todos los entrenamientos, participé en los eventos que en mi plan estaban, a veces, conteniendo las ganas de correr a tope, pero con la convicción que estaba haciendo el trabajo adecuado, siguiendo el plan y esperando mi carrera para buscar clasificar a Boston 2015. Un año de trabajo, mi mejor marca había sido 03:26 en Los Ángeles en 2014, el objetivo para clasificar, menos de 3:15, mi objetivo personal 3:10, por terco quería hacerlo según la edad con la que estaba corriendo, no con la que BAA me recibiría”, relata el Especialista en Gerencia Logística de 41 años.

Desde el 20 de Abril pasado que Carlos piensa en regresar. “Boston es un tema que no sale de la cabeza. Por motivos laborales tuve una baja en mi carga de entrenamientos en Julio de 2015”, confiesa el Gestor de Demanda de una empresa de Consumo Masivo, productores de Chocolate, Café y elementos de aseo, además de comercializar Aceites, Margarinas y productos nutricionales, que trabaja no menos de once horas diarias.

En esta oportunidad junto al grupo “bostoniano” entrena a diario con una nueva rutina que incluye cross training, fortalecimiento, gimnasio, fondos, técnica, intensidades para mejorar el acondicionamiento y la performance. carlos_bm_01“Todo eso se traduce en entrenar siete días a la semana, minimo una hora diaria, una carga semanal entre 80 y 100K. Los lunes y los viernes son lo que se denomina descansos activos, tenemos sesiones de gimnasio, fortalecimiento integral, mucho core y estabilizadores. El entrenamiento en #Baransu, es un entrenamiento funcional, donde estamos trabajando partes del cuerpo claves para mejorar, pero que solo corriendo no fortalecía. Miércoles a Jueves, intensidades, velocidad, técnica y fondo, todo combinado en los tres días, sesiones cortas. Sábado y Domingo, intensidades y fondo en sesiones de mayor duración”, describe el runner que espera lo que el Master Coach le tiene preparado para el pico de carga en el próximo mes.

“El nivel del equipo nos pone en cada entrenamiento al límite, somos una gran familia, pero también cada quien tiene un objetivo, y trabajamos en grupo, para que todos lleguemos. Conocer el objetivo de mis amigos, me hace parte de ellos y a ellos del mío”, explica el atleta que disfruta los ascensos pero sufre los fondos a paso lento.

CapC0ItW0AEtrKTIllera Mattos tiene solo palabras de admiración hacia el coach Will Vargas. “El Coach, es el Coach por su experiencia. Estoy con Will porque además de ser entrenador, corre conmigo, corre con todo el equipo en realidad. Se lesiona, le duele, se cansa, es humano, no es coach de cronómetro esperando a que des la vuelta en el parque. Yo me apasione por correr, y encontré un guía que me ha llevado a alcanzar logros que pensaba  eran inalcanzables. Nunca pensé que podría correr más de 10k, y aquí estoy. Will ha construido un equipo muy unido, se ha encargado que el objetivo de uno sea el de todos. La fuerza del grupo es increible, como se vuelcan las energías de todos hacia el objetivo específico de otros, así el ciclo se repite y hay una sinergia que no te deja detenerte un solo día”, dice.

carlos_bm_04El runner que el año pasado en el Maratón de Boston logró su mejor marca personal al cronometrar  02:57:12 aprendió que hay que ser constante ya que no se logran grandes resultados de la noche a la mañana.  “Ir de la mano de un experto asegura disfrutar de la actividad. Pasarla bien es importante en estos retos, mientras más divertido sea, el trabajo parecerá un juego. Todo es más fácil en equipo”, remata el atleta que de cara a Boston, entrena a la madrugada, para llegar a casa y cumplir con labores familiares antes de ir al trabajo.

Sigue a lo largo de estas semanas las historias de los Monstruos y Princesas y déjales tu mensaje de aliento.