El Ironman 70.3 de Panamá fue uno de los triatlones elegidos por los GoodWill Runners esta temporada. Una veintena de ellos viajó junto a su coach y volvió con grandes resultados.

IMG_1680Nicolás Delgado Valbuena fue nadador y triatleta de joven y luego de casi 20 años de no estar en actividad, un día mientras nadaba en Cartagena de recreo, se dijo a sí mismo: “ya te vas a casar! Quiero tener hijos! Y cuál es el ejemplo que quiero para ellos? Que vean a su papá competir y tener la disciplina de un deportista”. Asi fue que se sumó al grupo liderado por el coach Will Vargas.

“Elegí esta carrera luego de correr Cozumel en septiembre y este era el que me iba a hacer entrenar más fuerte durante diciembre y también por el grupo que viajaba”, comenta el abogado de 36 años.

Nicolás preside dos empresas y tiene una carga horaria de 10 horas diarias. “Entrené cuatro meses muy intenso. Solo descanse los lunes y el 25 y 31 de diciembre. Debo rendir en todo, asi que me levanto a las 3:30 para salir a entrenar entre semana y después llegar a la oficina a las 9 AM. Trato de disfrutar lo que entreno. No soy muy exigente con seguir el plan al pie de la letra. Soy competitivo y me gusta ganar, así que me enfoco en sacarle provecho y mejorar todos los días los tiempos en la disciplina que sea”, explica el amante de la bicicleta, que disfruta de la exigencia del trabajo en equipo.

Delgado Valbuena llegó a Panamá con el objetivo de hacer menos de cinco horas. Al llegar se sintió seguro junto a sus compañeros y el coach en la previa al evento. El día de la carrera tuvo una excelente natación. “El ciclismo fue muy rápido a pesar de ir sin acoples, lo hice mejor de lo que pensaba, le bajé 17 minutos al tiempo de México, y me bajé tercero en la categoría. En la corrida me sentí muy bien los primeros 10K pero después me costó mantener el ritmo por el calor y sufrí un calambre en el K17, asi y todo también mejoré 17 en la última disciplina”, relata el triatleta que quedó más que conforme con su resultado final en 4:43:18.

IMG_1682Nicolás admite que debe correr más y desea clasificar al mundial de la especialidad. Su nuevo desafío será en el 70.3 de Nueva York el 19 de junio.

“A las personas que tienen ganas de experimentar competir y aun no se animan a tener un entrenamiento guiado y organizado les recomiendo que arranquen de menor a mayor y que lo traten de disfrutar antes de verlo como una imposición”. Él, con GoodWill Runners, tiene lo que necesita para mejorar y cumplir sus objetivos.