Cuando uno se prepara para una carrera de larga distancia tiene el deseo de que todo salga bien, pero existe la posibilidad que eso no suceda. Una lesión muscular, ósea o articular, o un ritmo demasiado rápido puede jugarnos una mala pasada, llevarnos al abandono  y terminar en algún punto del circuito lejos de la llegada.

 

¿Debiste abandonar el entreno y no sabes como regresar? Carga dinero contigo!

¿Debiste abandonar el entreno y no sabes como regresar? Carga dinero contigo!

Peor aún sería que estemos en una ciudad de visita y no conozcamos sus calles, por lo que la recomendación es siempre llevar algo de dinero  por si llegaras a  tener que tomar un taxi hasta tu casa, el hotel, el auto o la línea de meta. . Si en la ropa que llevas no cuentas con algún bolsillo seguro, la mejor forma de cargar el dinero es en el dorsal. Ya sea enganchado con un alfiler imperdible o pegado en el dorso nos aseguramos el viaje de regreso y durante el trayecto aprovechar para planificar un nuevo objetivo.

 

¿Te quedaste sin combustible en algún entreno o carrera? ¿Cómo regresaste? Cuéntanos tu experiencia.