En las carreras más importantes de atletismo, la organización ofrece para los corredores aficionados un servicio muy valioso: los ”pacers” (para mí es una bendición que el término haya sobrevivido como anglicismo.